El Instituto Dan Beninson ha dado un paso significativo hacia la sostenibilidad al convertirse en el primer edificio del Centro Atómico Ezeiza (CAE) en utilizar paneles solares para generar energía eléctrica limpia. Este innovador proyecto es una colaboración entre el Departamento de Energía Solar (DES) de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Departamento de Ingeniería del CAE. 

El Doctor en Física Julio Durán, jefe del Departamento de Energía Solar (CNEA) estuvo supervisando toda la tarea que se llevó adelante en el CAE. Durán, quien también es docente y responsable de los proyectos de paneles solares para las misiones satelitales argentinas SAC-D y SAOCOM, dirige el proyecto de Interconexión de sistemas fotovoltaicos a la red eléctrica. El Dr. Durán contó detalles de esta iniciativa de CNEA y sobre la ley 27191 “Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica también conocida como ley de energías renovables. 

Con este tipo de obra se busca asegurar los beneficios de las energías limpias al país y sus habitantes, fomentando el uso de fuentes renovables de energía no fósiles en busca de disminuir las emisiones de carbono al planeta. 

Por su parte, Juan Pla, Doctor en Física e investigador principal del CONICET en el DES-CNEA, también participa en este proyecto. Miembro del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (CONICET-CNEA), Pla explica el funcionamiento de esta tecnología y su papel en la producción de energía limpia y cómo provee al edificio del Beninson electricidad. 

Coordinación y Futuro del Proyecto 

El desarrollo del proyecto ha contado con el apoyo y la coordinación del Ingeniero Fernando Espósito, jefe del Departamento de Ingeniería del CAE. Espósito destaca la importancia del trabajo conjunto y los planes futuros para expandir el uso de la energía solar en el Centro Atómico Ezeiza. 

El video adjunto a esta nota proporciona una visión detallada del proyecto y sus implicaciones para el futuro de la energía sostenible en el CAE. Ver aquí. 

Con esta iniciativa, el Instituto Dan Beninson no solo reduce su huella de carbono, sino que también se posiciona como un líder en la implementación de tecnologías de energía limpia en el ámbito de la investigación y la educación en Argentina. Este proyecto marca un hito importante y promete inspirar futuros desarrollos en energías renovables dentro y fuera del Centro Atómico Ezeiza.